miércoles, 14 de marzo de 2012

Pic de la Gela 2851 m.

Domingo  11:
Pic de la Gela 2851 m.
Intento desde Piau Engay

  Esta temporada nos toca "tragar" kilómetros si queremos hacer buenas esquiadas sin tener que portear, la nieve esta en Francia y en el valle de Arán, en España solo esta "curiosa" la zona Aneto - Maladetas que pueden esperar.

 
Comenzamos a remontar el valle bajo las paredes del Soum de Salettes

  Salimos desde Zaragoza Nacho (el patillas) y yo dirección a la France, concretamente a Piau Engaly, en Aínsa nos juntamos con David Naval, aprovechamos la parada y "engullimos" un buen bocata que nos de energía para todo el día.
  Nuestro objetivo es el Pic de la Gela, sera el tercer intento, la primera vez el valle entero estaba convertido en un gran "cubito" de hielo y fue cuando descubrimos el Lenquo de Capo al que subimos con cuchillas crampones y apuros. La segunda es más reciente, hará un par de semanas, esta vez nos acompaño Bea (la andaluza) que estaba más "verde" de lo que imaginamos, cambiamos el destino otra vez al Lenquo de Capo para no "matar" a la moza.

 
Llegando al collado de Chermentas

  Hoy es la tercera vez, todo pinta bien, somos un buen equipo, el tiempo es sensacional, la nieve esta en muy buen estado, incluso hay huella, estábamos convencidos que la cumbre caería a nuestros pies pero nos equivocamos..........
  Comenzamos "pronto" para lo que estamos acostumbrados, foqueamos por la pista de Badet para abandonarla justo antes de una curva muy cerrada, bajamos a un puentecillo junto a una caseta y ya todo consiste en seguir el fondo del valle buscando los mejores pasos y la pendiente más favorable.

 
En el collado de Chermentas nos asomamos al valle de Barruda

  El valle es largo, empieza sin remontar apenas con bajadas suaves intercaladas, llevamos una hora y no subimos ni trescientos metros. Cuando nos aproximamos a las murallas la cosa cambia, hay palas fuertes que van salvando resaltes y terrazas hasta llegar el collado de Chermentas, mirador sobre el valle de Barruda.
  A partir de aquí la textura de la nieve es diferente, el viento ha "atacado" a las zonas más expuestas, alternan tramos helados con acumulaciones de nieve polvo, ponemos cuchillas y seguimos con esquís. La pendiente aumenta, se salvan varios resaltes más con terrazas intermedias que le quitan exposición.

 
Ya cerca de nuestro objetivo tenemos que buscar los pasos para remontar las terrazas

  Al final nos topamos con las paredes cimeras, la gente que iba delante abriendo huella no lo ve nada claro y se retiran sin intentarlo. Paramos a poner crampones y a la vez debatimos por donde subir mejor, no hay huella, la roca aflora entre la nieve helada, una empinada pala me parece lo más evidente pero la rechazamos por cornisas y verticalidad final.
  Decidimos seguir el track por una otra pala inclinada y expuesta sobre los abismos de Barruda hasta ganar un hombro por el que parece más sencillo el acceso a la cumbre.
  Nacho sale delante abriendo huella, la caída que vemos a nuestros pies da "respeto", la nieve esta blanda y nos inspira confianza. Cuando Nacho esta a punto de llegar al hombro, justo en la parte más expuesta, la pala tiene su máxima pendiente y aflora el hielo cristal.
  Después de verle intentando "negociar" el "paso" con su "piolet paraguas", me "acongojo" y le aconsejo una retirada cuidadosa antes de meternos en un "berenjenal" sin retorno.

 
Abajo queda todo el valle que hemos recorrido

  Para pasar este tramo con seguridad y probablemente otros más arriba en las condiciones existentes, era obligatorio llevar dos piolets técnicos y subir como si de una canal de hielo se tratara. Somos "muy buenos" pero queremos seguir siéndolo y para eso es fundamental seguir "vivos". 
  Nos retiramos al principio un poco "apesadumbrados" pero cuando lo pensamos bien y vimos desde lejos que aun nos faltaba lo peor nuestro estado de animo mejoro quedándonos satisfechos de nuestro infructuoso tercer intento, volveremos otra vez con más nieve y en mejor estado.

 
Nacho "reculando" tras salir de la placa de hielo

  La esquiada fue muy buena, nieve polvo y primavera pesada se alternaban según alturas y orientaciones. Se baja muy rápido hasta el fondo del valle, la mitad del recorrido no es una gran esquiada, mucho llaneo con alguna pequeña remada y remontada a la pista de Badet. Bajamos como un "tiro" hasta el arrastre sin vigilancia que tomamos hasta el mismo coche.

 
Buen descenso por nieve de buena calidad

  Reconocida la zona tengo previsto otro recorrido con muy buenas pintas. Partiendo del mismo sitio subir al Soum de Salettes por el barranco del Puerto de Cambieil, volver a bajar al collado y desde allí coronar el Lenquo de Capo. El descenso por la vertiente contraria utilizando la vía normal del Lenquo, es un valle paralelo que tiene una esquiada directa y disfrutona a pistas y al coche.
  Regresamos a Zaragoza parando antes en Laspuña donde nos tomamos los "correspondientes" huevos fritos "por su sitio" regados con sus jarras de cerveza. El viaje con mucho trafico pero sin incidentes.

Reseña de la ascensión:

Crónica de David en su blog:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: