jueves, 23 de mayo de 2013

Tempestades 3290 m.

Domingo 19 de Mayo:
Tempestades 3290 m.
Con esquís desde Vallibierna.

  Amanecemos en Campo Rafa (el freerider) y yo, hemos quedado con Javi (el vasco) a las ocho, viene de Sabiñanigo. Ayer intentamos subir al Perdiguero y nos quedamos a mitad camino sumidos en una ventisca, la predicción para hoy es algo mejor pero no tenemos demasiada esperanza.

Empezamos avanzando por el bosque con el Vallibierna asomando entre los arboles
  Nada más salir de la cama me asomo a la ventana y veo una densa niebla que no deja ver ni la casa de enfrente, me desanimo mucho, nos va a pasar como ayer, no tengo ganas de pasar frío para no hacer nada, en fin....... 
  Llega Javi y nos dice que el cielo esta despejado, la niebla se ha levantado de golpe y porrazo, luce azul y radiante sin una sola nube. Como si me hubiera metido un "chute" de adrenalina recupero las ganas, parece que no todo el fin de semana va a ser una "ruina".

El paisaje esta inusualmente blanco para estas fechas
  Salimos los tres en el 4x4 valle arriba, el plan para hoy es adentrarnos por la pista de Vallibierna hasta que la nieve lo impida. Según como veamos la situación decidir entre subir al pico Vallibierna por la canal norte, al pico Culebras por el barranco de Culebras o al Tempestades.
  Nos desviamos a Senarta donde nace la pista que recorre ocho kilómetros de Vallibierna finalizando en el refugio de Pescadores.

Culebras y Vallibierna siempre a la vista mientras remontamos por el glaciar
  Sorprendentemente encontramos la nieve bastante más alta de lo imaginado, por la noche ha helado, la nieve que pisa el coche es fría y seca, al paso de las ruedas se compacta y agarra muy bien. Haciendo una profunda rodada llegamos cómodamente al refugio de pescadores a 1950 metros de altitud.
  Esta saliendo todo mejor que mejor, hay nubes en la cara norte pero a nosotros nos respetan, contenidas por las cumbres del Aneto y Maladetas.

Remontado la vertical canal con abundante nieve
  Lleva varios días nevando, ayer se acumulo medio metro de nieve nueva en cotas altas, esta noche han continuado. Las montañas se ven blancas y algodonosas, descartamos el Vallibierna por el corredor debido al riesgo de aludes e igualmente por su ruta normal, al ser demasiado tendido nos obligaría a "remar" en muchos tramos. El barranco del Culebras esta cargadísimo y la pendiente es acentuada, aunque ya hemos subido en repetidas ocasiones con esquís nos quedaremos con la opción más larga y menos peligrosa, el Tempestades.

Javi llega a la cima espaldas al Vallibierna
  Nos preparamos como "señores" en la cabaña de Vallibierna y comenzamos la ascensión con esquís puestos desde el coche. La base de nieve vieja no aparece hasta la cota 2300 pero ha caído estos días tal paquetón que nos va a permitir bajar esquiando al coche en pleno mes de mayo por una cara sur.
  Avanzamos motivados, Rafa abre huella, yo voy en medio haciendo fotos para todos lados. El sol calienta, sin viento, sudamos "sin conocimiento", no da la impresión pero nos movemos a buen ritmo.

Desde arriba vemos el bosque por donde hemos subido
  La nieve húmeda ha transformado, nos hundimos poco y se desliza bien. Al sol se pega en las pieles formando unos enormes zuecos que nos "putean" sin descanso, damos cera a las pieles y acabamos momentáneamente con el problema.
  Pasamos por el ibón de Llosas helado y cubierto de nieve, cruzamos por encima el ibón superior girando a la izquierda por fuerte pendiente a base de zetas hasta alcanzar el glaciar.

Desde la cumbre Rafa observa el Aneto al alcance de la mano
  Esta todo superbonito, aparece ante nosotros la cumbre del Tempestades, Margalida y Russell. El glaciar esta blanco e inmaculado, sin una sola piedra a la vista, en diciembre subimos y aquello era un autentico "infierno" de roca y hielo, ¡menuda diferencia!
  El calor nos "mata", cuesta atravesar el glaciar para llegar a la base del Tempestades, es más largo de lo que aparenta.

Autorretrato de los expedicionarios en la cumbre
  Nos situamos bajo la cumbre e intentamos subir la canal de acceso con los esquís puestos, a noventa metros de la cima en el tramo de mayor pendiente aparece nieve helada, retrocedemos un poco, nos hacemos una base y cambiamos esquís por crampones.
  Con piolet y crampones salvamos los últimos metros y coronamos la "exigua" cima del pico Tempestades. Vemos el Aneto al alcance de la mano, distinguimos el vértice y la cruz, no hay nadie arriba. La cresta del Margalida vista desde lo alto tiene un aspecto imponente, da miedo verla, un poco más allá están los picos de Russell.

La cresta del Margalida y el Russell
  El glaciar del Aneto no se ve, lo cubre la niebla que no puede pasar de la linea de crestas. Vemos perfectamente el Culebras y Vallibierna además de la parte baja del valle por donde hemos subido.
  Hacemos fotos por los cuatro costados, "saltamos" para celebrarlo y nos "piramos", nubes negras cubren los cielos tanto por el norte como por el sur. Hoy si que estamos en una "ventana" de sol literalmente, queremos aprovecharla y disfrutar de la esquiada.

Iniciamos el descenso
  Los metros más verticales los bajamos de cara a la pendiente por seguridad, llegamos a los esquís y nos preparamos para disfrutar de una de las mejores esquiadas pirenaicas.
  Comenzamos el descenso, la nieve esta estupenda para mi gusto, a Rafa con los esquís largos le cuesta girar, Javi y yo con cortos bajamos a "tumba abierta" batiendo récords de velocidad, una autentica gozada.
  Perdemos altura a marchas forzadas, enseguida estamos en Llosas. A partir de aquí hay que tener más cuidado, empiezan a salir piedras y hay que buscar por donde pasar. Aun nos queda el estrechamiento del desagüe del ibón plagado de nieve por el que deslizamos "alucinando" en colores.
   Poco a poco la nieve va estando menos consistente, los últimos trescientos metros de desnivel hasta el coche son esquí - piedra, ¡pobres esquís!, menos mal que no les tengo mucho aprecio.

Bajamos de cara a la pendiente asegurando los pasos
  Haciendo un poco el "cabra", con algún que otro enganchón, trompazos incluidos, pero muy entretenidos, llegamos al coche bastante antes de lo previsto por la "organización".
  Nos queda bajar la pista en coche sin ningún problema, porque "cuesta abajo hasta la mierda corre", y regreso a Campo. Nos metimos nuestras cervezas con un buen aperitivo, cuando marchó Javi preparamos la comida y seguimos "tragando".
  Recogimos el apartamento y viaje a Zaragoza con un fin de semana que ha cubicado por encima de nuestras expectativas.

Reseña de la ruta:
http://www.komandokroketa.org/Tempestades/Tempestades.html

Otra de nuestras ascensiones al Tempestades con esquís:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2013/01/tempestades-3290-m.html

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1574851

Vídeo de otra ascensión más antigua: