lunes, 2 de noviembre de 2015

Vignemale 3298 m. y cumbres del glaciar

Viernes 25 de Septiembre:
Viaje a Gavarnie

  Ya lo intentamos hace dos años para estas fechas sin éxito, la lluvia y los fuertes vientos "arruinaron" el día estrella conformándonos solo con el Petit Vignemale y dormir en Bayssellance.
  El Vignemale es un clásico con esquís para fin de temporada, el problema es que hasta entrados el mes de junio no abren la pista para llegar al Barrage de Ossoue, abnegada por los aludes, entonces la nieve suele estar ya muy alta.

Comienza el glaciar, a poner crampones
  Merece la pena "chuparse" los ocho kilómetros de pista y 500 metros de desnivel adicionales a cambio de acceder antes y con más nieve. Tampoco mucho antes porque el valle de Ossoue es proclive a grandes y violentos aludes que caen cada año, hay que esperar a que la nieve se asiente.
  Esta vez toca coronarlo "a pata" y de paso enlazaremos el resto de los "tresmiles" del macizo, todos ellos catalogados como principales.

Trepada a la Punta Chausenque
  El viernes por la tarde nada más comer viajamos Iván (el escalador) y yo rumbo a Gavarnie, cruzaremos la frontera por el Portalet atravesando los puertos más míticos del Tour de Francia, el Aubisque y el Soulor.
  Bajando el Soulor paramos a cenar antes de que oscurezca del todo, vamos en plan "camping car", con mesa banquetas y hornillo, dormir en el coche y hacer vida en la calle.

Cima Punta Chausenque
  Cuatro horas largas de viaje invertimos en llegar, es una de las razones por las que no venimos a menudo. Los ocho kilómetros de pista para alcanzar el Barrage de Ossoue tienen de todo, primero asfalto, luego tierra con buen firme, los kilómetros finales están muy rotos sorprendiéndonos al ver infinidad de turismos de todo tipo aparcados.
  Inmediatamente transformamos el coche en una gran cama y a dormir que mañana se madruga.

Cima del Pitón Carré, atrás el Vignemale
Sábado 26 de Septiembre:
Corona del Vignemale desde el Barrage de Ossoue
Punta Chausenque 3204 m., Pitón Carré 3197 m., Vignemale 3298 m.,
Clot de la Hount 3289 m., Cerbillona 3247 m., Central 3235 m. y Monferrat 3219 m.

  El proyecto inicial es viajar y dormir el viernes en el Barrage de Ossoue, el sábado hollar las siete cimas desde abajo para finalizar pernoctando en el Refugio de Bayssellance. El domingo cómodamente desde el refugio coronar el Petit Vignemale y descenso al coche, más el viaje de vuelta a Zaragoza.

Filo del Pitón Carré con la Punta Chausenque detrás
  A mitad semana telefoneamos al refugio para reservar y estaba completo, el plan "B" es más duro pero por contra pisaremos un "tres mil" más y ahorraremos el coste del refugio.
  Igualmente dormimos en el coche el viernes y desde abajo coronamos los siete picos, la diferencia es que finalizada la ruta descendemos al parking de un tirón.
  El domingo realizaremos una ascensión completa a los picos Tapou y Milieu por los Ibones de Monferrat, exploraremos otra vertiente y tendremos una panorámica especial sobre el Vignemale.

Sentado sobre el abismo del Glaciar de Gaube
  Al poco de levantarnos el sol alcanza el coche, bien abrigados tomamos un nutritivo desayuno tal y como nos ha enseñado la "hipie" de Saracrof, café y leche caliente para templarnos, tostadas con mantequilla y mermelada, abundante bollería.....
  A las ocho y media, cuando ya ha marchado todo "dios" iniciamos la ruta con el sol de espaldas. Nos esperan 1800 metros de desnivel y recorreremos 18 kilómetros, diez horas y media invertiremos para completarlo.

El Pitón Carré y la Punta Chausenque desde la Brecha de Gaube
  Iván está fuerte y entrenado, aunque con la bicicleta es un "paquete", andando no tiene rival. No llevamos peso, avanzamos a buen ritmo. Entre el flanqueo del embalse y el llano que se extiende más allá del mismo, recorremos kilómetro y medio sin ganar desnivel.
  Cruzamos el barranco por un puente que otros años desaparece por las riadas, siguiendo un marcado sendero empieza un fuerte repecho donde se despeña el torrente.

Vignemale
  Entramos en un desfiladero que vuelve a empinarse para rebasar una pared con un camino tallado en la roca. Luego desciende, cruzando una pedrera que vadea varios arroyos. Damos amplios zigzag entre praderas alcanzando las grutas de Bellevue, sustituyendo en la cota 2440 la amplia senda que va al Refugio Bayssellance por otra más precaria que trepa vertiginosa por la morrena. 

Iván observa lo que nos falta por subir
Progresamos por canchales y pedreras siguiendo infinidad de hitos y trazos de senda más o menos continuos hasta la lengua del Glaciar de Ossoue y el contrafuerte oriental de Montferrat. En la cota 2900 pisamos el glaciar, es hielo puro, la superficie parece cubierta de cristales rotos, los crampones son obligatorios.

Selfie desde la cima del Vignemale
Penetramos en el glaciar, nos situamos en su centro, sorteando alguna que otra grieta. En la meseta superior nos desviaremos a la derecha en busca de la Punta Chausenque. Al llegar a la base nos encaramos por la ladera, bastante descompuesta, al collado E. entre la Punta y la Espalda Chausenque.

Por la cresta pasamos al Clot de la Hount
  Con una trepada sencilla alcanzamos el collado "alucinando" con las vistas sobre el Valle de Gaube y los paredones que caen bajo nuestros pies. Quedan 120 metros de cresta a la cúspide con algún tramo aéreo, se salvan normalmente por el filo o por la vertiente del glaciar coronando nuestro primer "tresmil" de la jornada.

Cima Clot de la Hount con el glaciar, el Central y Monferrat
  Bajamos por la cara opuesta, algo más delicada, con mucha piedra fina suelta apta para resbalar y acabar de cabeza en el glaciar. Con mucho tiento destrepamos lentamente a situarnos junto al Pitón Carré.
  De nuevo por el filo o evitándolo por la cara sur, con roca muy descompuesta conquistamos la extraplomada y aérea punta cimera.

Bajando del Clot al Col de Cerbillona
  Las vistas son mejores, vertiginosas paredes, la salida del corredor de Gaube y la fachada del Vignemale con una amplia panorámica del glaciar.
  Bajar del Pitón por el oeste a la Brecha de Gaube casi fue lo más peligroso de la jornada. placas de roca inclinadas con piedra fina recubriéndolas es lo mejor que encontramos, buscando lo menos resbaladizo con un poco de "suspense" llegamos al collado.

El glaciar entero desde el Col de Cerbillona
  Ahora le toca al Vignemale, para dar con la base de la vía normal tenemos que subir unos metros por el glaciar, a pesar de que es poco trozo ponemos los crampones. He pasado inviernos enteros subiendo picos todos los fines de semana sin llegar a necesitarlos, hoy a la salida del verano los pondremos tres veces.

Cumbre del Pico Cerbillona
  Nos colocamos bajo de la cima e iniciamos una trepada buscándonos la vida por donde mejor lo vemos, hay mucha gente, cada cual va por donde "dios" le dice, el mayor peligro es que tiren una piedra y te impacte.
  Sin ningún problema alcanzamos la máxima altitud del macizo en el vértice cimero del Vignemale.

Desde el Pico Central hacia atrás
  Merece la pena estar un rato, contemplar las vistas y hacer fotos, sobre todo con el día tan bueno que nos ha salido, panorámicas al infinito.
  No sabemos lo que nos puede costar el resto de la ruta, así que preferimos continuar y parar al final. Por la cresta iremos al Clot de la Hount.

Del Central a la cresta de la Marmolera y  Monferrat
  Hace muchoooooossss años que pase por aquí y los recuerdos que conservo no son buenos, como tengo "respeto" mando a Iván por delante a que abra paso. Al final resultó "pan comido", con un pequeños destrepes para evitar una cota afilada y otra trepada por una canal nos plantamos en un momento en la aparentemente lejana cima del Clot de la Hount.

Comienza lo "divertido"
  Van cuatro "tresmiles", comemos algo y a por más. El descenso al Col de Cerbillona es como una estrecha rampa sin obstáculos y cortados por los dos lados, se puede ir con las manos en los bolsillos hasta el collado.
   Por una ladera con trazo de senda pisamos el Pico Cerbillona andando tranquilamente. Bajar al Col Lady Lyster, salida del famoso corredor de la Moscowa, es igual de fácil.

Iván el funambulista
  El Pico Central no tiene ninguna dificultad, lo aéreo de verdad viene a partir de ahora hasta el Monferrat. 
  La vista del filo es intimidante, para echar atrás a cualquiera, y más viendo lo fácil que se alcanza el glaciar desde el Central. Yo tengo la ventaja de que mando a Iván por delante, es hábil y no tiene absolutamente nada de miedo, con la sensación de vacío disfruta doblemente, está encantado y maravillado.

Desde el Monferrat aparece el Valle de Ossoue por donde hemos subido
  Yo paso concentradísimo, me topo con él que se para cada dos por tres en los puntos más aéreos, le tengo que achuchar para que continué y me deje salir de ahí. Son 400 metros de arista no aptos para cardíacos, se pasan andando por el filo "tranquilamente, es casi llana.
  Técnicamente es fácil, pero no es lo mismo pasar andando por encima de un tablón apoyado en el suelo que si se halla suspendido a 500 metros de altura.

El río Ara corre mil metros más abajo
  Y por fin alcanzamos nuestro último objetivo, la cima del Monferrat. Vamos bien de tiempo, hemos cumplido todos nuestros objetivos, Iván se encuentra súper contento porque ha aumentado considerablemente su lista de "tresmiles".
  Para volver al glaciar retrocedemos 200 metros desde la cima y tomamos un sendero que baja en diagonal por la pedriza.

El circo de Gavarnie con el Marboré y los Picos de la Cascada
  Pronto de difumina pero hay hitos por todos lados, más o menos vamos bajando evitando la nieve que se conserva en las laderas nortes tras las últimas lluvias. Una vez en el glaciar toca de nuevo crampones para pocos metros, cerramos el circulo en el punto donde los pusimos de subida.
  Quedan algo más de dos horas de "largo" descenso al Barrage de Ossoue y al coche por el mismo camino de ida.

El Casco, la Brecha de Rolando y el Tallón
  A las siete de la tarde estamos abajo con sol y calor, nos aseamos y cambiamos de ropa. Sin botas, con ropa seca y una cerveza en la mano, la vida se ve de otra manera.
  Mientras tomamos la cerveza con patatas fritas vamos preparando el grueso de la cena, estuvimos cenando hasta que oscureció por completo. La temperatura baja a marchas forzadas, con la tripa llena enseguida al saco.
  Mañana nos levantaremos media hora más tarde así ya pegará el sol al coche.

Bajando se ve más cerca el Barrage de Ossoue
Reseña similar de la ascensión sin la Punta Chausenque ni el Pitón Carré:
http://www.rutaspirineos.org/rutas/vignemale-pique-longue-desde-el-valle-de-ossoue

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11244777

Petit Vignemale y Bayssellance:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2013/10/petit-vignemale-3032-m.html

Ascensión al Vignemale con esquís:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2012/05/vignemale-3298-m.html

Otro "casi" Vignemale con esquís:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2010/06/vignemale.html

Más fotos:
Cumbres del Vignemale