martes, 19 de enero de 2010

Moncayo 2316 m.

Domingo 17:
Moncayo con esquís
 
Teníamos previsto una "multitudinaria" ascensión al Moncayo con esquís por la vertiente Soriana desde Cueva de Agreda. Conforme pasaba la semana los informes sobre el estado y cantidad de nieve no eran positivos y la previsión de la meteo mala, los cobardes se iban "rajando" poco a poco y al final quedamos solo los "buenos" como siempre.



A las 8 de la mañana me vino a recoger Nacho (el patillas) junto con Leo (sin catalogar), estaba lloviendo y la nieve por la vertiente sur en el Moncayo estaba muy alta y exigía un largo porteo para una corta esquiada.



Pasamos al plan "B", queríamos subir como fuera, así que lo intentamos por la cara norte desde el Santuario con nieve asegurada. Llovía con temperatura agradable sin viento, no había hielo en la carretera, el agua fundió mucha nieve, hubo que portear 100 metros y foqueamos pasando abundantes tramos con piedras y hierbas.



Al salir del bosque la lluvia se transformo en nieve, por el pedregal de la base del cucharón llegamos a un pequeño bosque que atravesamos, subimos por el lomo de la derecha que va directo a la cumbre. El sol hacia amagos de salir pero al final se cerro y bajo la niebla quedándose para todo el día.



Llegamos a la cumbre rápido, no hacia frío, la nieve se transformo en una especie de pasta primavera fácil de esquiar. Estuvimos un buen rato protegidos en el vivac que excavo Nacho, el descenso fue por el mismo camino.



En cuatro giros buscando la nieve estábamos otra vez en la base del cucharón pisando piedras, a partir de allí la esquiada fue una carrera de obstáculos pensando por donde bajar sin quitarse esquís.



A diez minutos del santuario nos "rendimos", terminamos de bajar andando, seguía lloviendo ligeramente pero ni nos enterábamos. Contentos con la excursión regresamos a Zaragoza no sin antes parar a tomar nuestra cerveza y comer algo con buena tertulia y risas.