martes, 15 de enero de 2013

Matapaños 1530 m. y Peña Lenases 1466 m.

Domingo 13 de Enero:
Matapaños 1530 m. y Peña Lenases 1466 m.
Ruta circular desde San Julián de Banzo
Ascenso por barranco de San Martín De La Valdonsera, descenso por el Reguero Del Águila

   Hoy tenemos previsto salir al monte en el día, lo ideal hubiera sido esquiar pero con las "malisimas" condiciones meteorológicas que se anuncian no merece la pena arrearse una kilometrada solo para "ver nevar".
  Optamos directamente por un plan "B" más realista, con probabilidades de salir adelante, un recorrido senderista por Sierra Guara.

El paso de sirgas en el sendero de la Viñeta con nieve y hielo

  A las 8 de la mañana partimos desde Zaragoza David (el exfutbolero), Nacho (el patillas) y David (bartolo). En Huesca quedamos con Rafa (el freerider) que esta en el Piri desde el viernes, proseguimos juntos viaje hasta San Julián de Banzo, cercano a Vadiello donde comenzaremos la marcha.
  La excursión no estaba garantizada, en el viaje llovía con "entusiasmo" y vemos la zona donde nos dirigimos completamente negra y cerrada, excepto el blanco de la nieve que contrasta bajo las nubes.

En el collado de San Salvador

  El itinerario previsto era partir del aparcamiento cercano a San Julián de Banzo subir por el barranco de San Martín de la Valdonsera hasta el collado de San Salvador, visitar la Ermita y volver a subir continuando por terreno "jabalinero" hasta la cumbre del Matapaños. Recorreríamos el cordal a salto de erizón pasando por la Peña Lenases dirección al Picón del Mediodía, por unas expuestas clavijas coronaríamos el Picón. El retorno al punto de inicio por la ruta normal de acceso al Picón de Mediodía, con un aéreo pasamanos y ya por sendero al coche.

Empezamos a enmarronarnos con la vegetación

  Nada más salir del coche llovía muy ligeramente, las nubes cubrían todas las cumbres y se veía la cota de nieve pocos metros más alta, decidimos subir solo al Matapaños y volver por el mismo camino.
  A la media hora de empezar pisamos nieve, elegimos el camino equipado con sirgas y clavijas para darle "emoción" pensando volver por el sendero del burro. Con cuidado superamos el tramo expuesto bien agarrados a la congelada sirga, llegamos al collado de San Salvador con abundante nieve y al ras de las nubes. Progresamos más lentos de lo previsto por la nieve y no sabemos lo que nos puede costar, dejamos la visita a la Ermita para otra ocasión.

Las zonas limpias son empinadas e inestables pedreras

  El track del GPS nos manda "enmarronarnos" entre la espesa vegetación, la pendiente se acentúa, avanzamos entre bojes y carrascas a duras penas, huimos de la vegetación metiéndonos en empinadas pedreras que se desmoronan al pasar, no se que es mejor.... Topamos con tramos de roca viéndonos obligados a trepar con muchísimo cuidado, no es sitio ni día para romperse un hueso por un resbalón. 
  Por aquí no pasan ni las cabras, sumado al palmo de nieve que cubre todo, esto es un "infierno", nos metemos poco a poco en el "berenjenal", somos unos cabezones y se que subiremos, no esta en nuestros vocabulario la palabra retirada, el problema sera bajar.

En las partes altas es más fácil el avance, aparece el incordiante erizón bajo la nieve

  Cuando nos acercamos al cordal y se humaniza la pendiente hacen acto de presencia los "malditos" erizones que me han renovado la piel de mis piernas, aun me escuecen cuando me ducho.
  Ya estamos en el cordal, vamos al vértice del Matapaños por terreno abierto rodeando erizones, siguiendo un trazo que sin nieve igual es sendero. Estamos contentos, lo hemos conseguido, pocas veces sufro así en el Pirineo, no dejo de discurrir para encontrar una manera de descender más segura.

Cumbre del Matapaños, empieza a clarear el cielo

  El viento pega fuerte, no nos apetece ni parar a comer, perderíamos el calor del cuerpo rápidamente. Se nos ocurren dos posibilidades para bajar, una continuar por el cordal al sur en busca de los campos de Ciano, otra recorrer el cordal al norte dirección Picón del Mediodía al que con nieve no pensábamos subir. Descenso directo por el barranco del Reguero del Águila en busca de la ruta normal al Picón y por sendero hasta el coche.

Las cotas secundarias por las que pasamos son buenos miradores

  Nos decantamos por la segunda opción que pareció más factible, además realizamos el recorrido previsto casi íntegramente. La travesía por el cordal es pisoteando erizones enterrados por la nieve, te pinchas pero te dejan pasar. Encontramos pequeñas cotas en las que nos asomamos a contemplar el espectacular paisaje sobre el barranco de San Martín, es una zona agreste y bonita que nada tiene que envidiar al Pirineo ni en paisajes ni en dificultades.
  Coronamos la Peña Lenases, es la parte más alta del circo que forma el barranco de San Martín frente al Matapaños. De camino al Picón pasamos por otra cota y volvemos a tener "aventura" para alcanzar el collado del Picón donde tomamos el barranco Reguero del Águila. 

Caminando por el cordal al Picón del Mediodía

  Otra vez metidos en un inmundo y denso bosque de bojes, erizones y pinchos variados, todo ello "amenizado" con una intensa lluvia producida por la nieve acumulada en los arboles que se "regalaba" con el sol terminando empapados.
  El barranco del Reguero del Águila es sin sendero, en plan "Tarzan" buscándose la vida hasta cruzar el camino normal al Picón. No tenemos track, encomendamos nuestras vidas a "Rafa" que asegura que una vez estuvo allí, aunque la verdad es que no se acordaba de nada.

Mirador sobre las Peñas San Miguel y Amán

  Cuando ya estábamos hasta el "moño" de "jabalinera", Nacho que va delante emite un grito de alegría, estamos en un sendero como mandan los "cánones". Lo que faltaba era "pan comido", un buen trecho de andar pero fuimos rápidos cerrando el circulo tras más de seis horas "perdidos".
  Ya con ropa seca y abrigados montamos el picnis, latas de todas clases, patatas fritas, bocadillos, dulces y el bizcocho casero de David que como siempre nos encanto. Regresamos a Huesca a por el coche de Rafa no sin antes tomar un café muy caliente para recuperar temperatura.
  Viaje a Zaragoza tranquilos y sin incidentes.

Reseña de la ascensión:

Otro de nuestros recorridos por la zona:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: