jueves, 21 de mayo de 2015

Alba 3118 m.

Viernes 15 de Mayo:
Viaje a Campo

  Viajamos a Benasque solo los "fijos" Rafa (el freerider) y yo, establecemos el Campo Base en mi apartamento en Campo a la entrada del Valle.
  Posiblemente este fin de semana sea el cierre de la temporada de esquís, al menos para la mayoría.

El Barranco de Alba con el Pico Paderna a la derecha
Sábado 16 de Mayo:
Pico de Alba 3118 m.
Con esquís desde la Besurta

  A las ocho de la mañana hemos quedado en Campo con Javi (el vasco), los tres viajamos valle arriba sin tener muy claro que es lo que el tiempo permitirá subir. Las predicciones meteorológicas dan un comienzo del día malo con mejoría conforme avance la jornada, y así fue.
  Me hubiera gustado entrar por Vallibierna y desde la cabaña de pescadores subir al Pico Vallibierna por su Canal Norte esquiando por los ibones de Vallibierna.

El Barranco de Alba visto desde ariba
  El porteo es de una hora y sin saber como evolucionará el tiempo no queremos arriesgarnos a llevar peso para nada, preferimos ir a lo seguro donde la nieve este cerca, así todo lo que subamos lo esquiaremos de vuelta.
  Pensamos en el Pico de Alba, hace dos semanas lo intentamos desde el Hospital de Benasque y la nieve era continua allí mismo.

Collado en el contrafuerte Alba - Paderna, Pico Abadias detrás
  Conforme nos acercamos a Benasque el fondo del valle se ve exageradamente negro, en los Llanos del Hospital ha nevado por la noche y ahora llueve, en esas condiciones no vamos a ninguna parte. Entramos en el bar del Hospital y nos sentamos tranquilamente a "ver llover" tomando un café en espera de un "milagro" meteorológico.

Flanqueo entre canales en busca de la que subimos
  Una hora permanecimos allí observando a los turistas alojados mientras bajaban a desayunar. Dejó de llover y decidimos salir al "ruedo". Seguimos en coche hacia la Besurta, la carretera ya esta abierta del todo. 
  Un guarda de una de las innumerables empresas medioambientales creadas por el Gobierno de Aragón para colocar amigotes y familiares nos echa el alto antes de la rampa final a la Besurta, no queda sitio arriba para aparcar y debemos estacionar allí.

Rafa superando la segunda canal
  El asfalto esta limpio pero el resto del monte luce una fina capa blanca que le da un aire de montaña invernal. Son casi las once cuando empezamos a movernos, el porteo desde la Besurta sigue en quince minutos gracias a la nevadita, igual que el fin de semana pasado.
  Foqueamos a la Renclusa, descalzamos esquís para cruzar el llano del Refugio y proseguimos el foqueo.

Tramo de roca y hielo con el Alba de fondo
  Cruzamos el torrente de la Renclusa sobre un puente de nieve desviándonos a la derecha por una pala que remonta con decisión los primeros metros del Barranco de Alba. Salimos a un llano progresando por el fondo del valle entre el Ibón de la Renclusa y los de Paderna, paralelos a los cortados del Pico Paderna que delimitan el barranco.

Ahora le toca a Javi
  Dejando el collado de Paderna a la derecha nos enfrentamos al un pequeño circo muy cerca del sendero de verano, las palas son empinadas, con nieve buena y a base de zetas subimos bien.
  Una vez superadas vamos un poco a la izquierda en busca del vallecito por donde desagua el barranco de Alba, la pendiente se humaniza, tenemos al frente el Diente de Alba conquistado el finde pasado.

Vertiente al Ibón de Alba y Baños de Benasque
  Nos estrellamos con las inaccesibles paredes de nuestro pico elevándonos a la derecha para salir del barranco hasta una especie de collado, contrafuerte que baja del Alba al Collado de Paderna.
  Asomamos al barranco que da a los Tubos de Paderna, entre la Tuca Blanca y el Pico Paderna. Sin perder altura flanqueamos directos a la base de la canal normal por la que se transpone a la Cuenca de los Ibones de Alba, vertiente por la que atacaremos la cumbre.

Pala final
  El día a mejorado muchísimo con sol y cielos despejados, el viento sopla con fuerza manteniendo la temperatura baja. La mitad superior de nuestra canal no tiene nieve, en verano se sube "con las manos en los bolsillos", me aproximo la roca tapizada de una fina capa de hielo, con mucho cuidado llego a escasos tres metros de la parte superior.

Autorretrato en la cima
  Es el tramo más vertical, resbala que da gusto, ni con crampones consigo encontrar la forma de superar ese resalte con seguridad, la caída es corta pero con muchas posibilidades de salir malparado. Tras un buen rato haciendo probatinas vigilado por la mirada atónita de mis compañeros acabo desistiendo, aunque lográramos subir la bajada seria un suicidio.

Con las Maladetas Occidentales
  Propongo investigar la siguiente canal unos metros más abajo, desde el collado la hemos visto con nieve hasta arriba. Pegados a la pared bajando lo menos posible entramos en la canal que resulto ser infinitamente más fácil, en un momento estamos los tres arriba.
  El viento pega fuerte pero con sol se puede soportar perfectamente, lo que queda es roca, hielo y nieve dura, hemos subido los esquís para nada, se podían haber dejado en el collado perfectamente.

Iniciamos el descenso cara a la pendiente
  Crampones y piolet en mano avanzamos a por la cumbre por tramos de rocas escarchadas y nieve helada. El ambiente que se vive es invernal a tope, muchos días de pleno invierno han sido más benignos que hoy.
  La parte final pinga y aflora roca, por fin salimos a la estrecha arista que conforma la cima de invierno. En verano se puede pasar un corto tramo de unos diez metros por una aérea cresta donde está el mojón cimero, situado a la misma altura que la antecima.

Hielo y rocas tapizadas de escarcha
  Con viento y cielo despejado la nitidez es extraordinaria, la panorámica invita a quedarse arriba dos horas mirando. El viento frio nos "expulsa" escopeteados para abajo, los primeros metros se negocian de cara a la ladera hasta que afloja la pendiente.  
  Con nieve en buenas condiciones hemos esquiado desde la misma cumbre, incluso la canal que hoy no hemos sido capaces de subir la bajamos con esquís la mayoría de las ascensiones.

Poca nieve queda en su cara sur
  Retornamos sobre nuestros pasos hasta el collado inicial en la cabecera del barranco de Alba. Nos calzamos esquís para deslizar toda la Coma de Alba, descenso "glorioso" con nieve fácil propia de la primavera.
  En pocos minutos estamos en el refugio, lo que falta hasta que desaparece la nieve es esquí 4X4 o vulgarmente llamado esquí "Al-Pino", sino controlas te estrellas. Por estrechos pasillos blancos, cruzando trozos con piedras y vegetación para enlazar manchas de nieve, slalom entre pinos, matojos y pedruscos, el trozo que más me gusta, no apto para "cardíacos". 
  En uno de los giros Rafa pierde el control, me hace un placaje y me derriba dejándome un bastón "seccionado" en dos cachos, sin más consecuencias

Javi en el collado se dispone a iniciar el descenso
  Cuando llevo los esquís a la tienda para hacer suelas y cantos me preguntan que por donde esquío, me recuerdan que son para ir por lo "blanco". Me asegura que arreglar ese destrozo es para él un autentico reto personal, la verdad es que me los dejan bien.
  Donde por la mañana estaba todo cubierto con nieve, ahora estamos plácidamente tumbados en la hierba tomando unas cervezas al sol.
  Regresamos a Campo, Javi se quedara a dormir con nosotros para mañana subir a la Maladeta Oriental.
  El chez Rafa se lucirá con estupendo un arroz blanco con huevos fritos y todo, acompañado de una hidratante ensalada de fruta, y a dormir pronto.

Descenso para disfrutar
Reseña de la ascensión:
http://www.komandokroketa.org/alba/alba.html

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9735517

Alba circular por la Renclusa y Tubos de Paderna:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2012/05/alba-3118-m.html

Alba en Verano:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2010/07/pico-de-alba-3118-m.html

Más fotos:
Alba 3118 m.