martes, 26 de abril de 2016

Garmo Negro 3051 m.

Sábado 23 de Abril:
Garmo Negro 3051 m.
Con esquís desde el Balneario de Panticosa
Descenso por el desagüe del Barranco de Argualas

El Balneario esta metido en un agujero entre montañas

  El sábado quedo con Yaiza (la pro), una de las "secretarias" más jóvenes y lanzadas, para realizar una circular con esquís al Pico Tebarray subiendo por Bachimaña e Ibones Azules y regresando por el collado de Pondiellos. Necesitamos buen tiempo garantizado, la vuelta es larga y no es posible una retirada rápida en caso de empeoramiento.

Entramos en la Mallata Alta

  Conforme se acerca el sábado las predicciones se sitúan entre "Pinto y Valdemoro", osea, como pone el del tiempo por la tele, sol, nubes, rayos y lluvia, cualquier cosa podría suceder.
  Ante este panorama optamos por el plan "B", el Garmo Negro, también ambicioso pero por terreno muy conocido y excelente retirada.

Yaiza señala el Garmonegro

  Lanzada la propuesta se unen al plan Ángel (el cuñao) y José Mari, junto a Yaiza y yo viajamos al punto de inicio en el Balneario de Panticosa.
  En previsión de lo peor llevo en cabeza plan "C", Peña Blanca y Peña Roya por Hoz de Jaca, más alejados de la divisoria y plan "D" por las pistas cerradas de Formigal.

Empinada pala para superar las murallas de la Mallata Alta

  Conforme nos acercamos al destino vemos el cielo completamente despejado contra todo pronóstico, nos animamos mucho, sabemos que a la tarde empeorará así que nos vamos a conformar con el Garmonegro en el que tenemos altas probabilidades de éxito.
  Previamente tomamos un café en la Casa de Piedra y ponemos manos a la obra.

Verticalidad

  Hay poca gente y casi todos van al Bacias, supongo que la mala previsión meteorológica habrá echado atrás a la "peña", a nosotros no da igual porque salimos "hasta cuando hace bueno".
  Yaiza ha subido al Garmonegro un par de veces en verano, pero nunca con esquís, será su primer "tresmil" invernal.

El tiempo nos respeta

  El año pasado empezó a hacer sus pinitos con esquís y esta temporada se lo ha tomado muy en serio. Ha salido muchos días y aunque ella no lo nota mejora su técnica a marchas forzadas, disfruta siempre más que la anterior y se engancha.
  Su entusiasmo me motiva tanto que subo al Garmonegro como si fuera la primera vez.

Mucha nieve en cotas altas

  Iniciamos porteando todo el bosque y parte del trayecto entre las Mallata Baja y Alta, una hora larga hasta que calzamos esquís. De no haber más que manchas de nieve discontinua pasa a todo blanco por los cuatro costados de golpe y porrazo.
  Hace calor, progresamos solo con una capa, las nubes hacen acto de presencia y la temperatura continúa subiendo.

Ángel llega a la base de la pala final

  El rehielo nocturno es mínimo y la nieve está blanda, al principio no pero más arriba hay que empezar a trabajar la huella, la inversión térmica esta en el orden del día. Van por delante dos esquiadores abriendo huella y un peatón que la siembra de boquetes inutilizándola para nosotros.
  Trazamos una huella paralela, al principio entre José Mari y Ángel, toda parte central Yaiza ella solita y la pala final previa a la cumbre yo.

Yaiza en los metros más empinados

  José Mari no se encuentra a tono y decide quedarse a descansar a 300 metros de la cumbre, Ángel lo acompaña para no dejarlo solo, Yaiza y yo continuamos el ascenso.
  Curiosamente hay más sol que nubes, no parece evidente un empeoramiento, finalizó la jornada mejor que comenzó.

Algas a su espalda

  En otra ocasión me habría quedado con José Mari y Ángel y juntos hubiéramos dado la vuelta, pero viniendo Yaiza seguro que me "pega" y se cabrea tanto que miedo me da, no había otra opción que hacer cumbre o "morir" intentándolo.
  La calidad de la nieve es estupenda y hay "mogollón", con los esquís puestos hollamos cima a toda velocidad, un Garmonegro en el que en escasas ocasiones he encontrado semejante espesor.

Filo para llegar a la cima

  La cara de Yaiza es de satisfacción y felicidad absoluta, me contagia por completo, sacamos fotos en todas direcciones, no perdemos tiempo, nuestros compañeros esperan abajo y unos nubarrones amenazan con arruinar la visibilidad.
  Comemos mientras quitamos pieles y apretamos botas para lanzarnos desde el filo, esquiando por la empinada pala cimera.

Cara de felicidad

  En pocos minutos nos reunimos con José Mari y Ángel, estamos gozando como nunca. El sol nos respeta y continuamos el descenso en condiciones favorables, llegando a la Mallata Alta la nieve se pone pesada y profunda.
  Ángel y José Mari esquían con tablas largas como mandan los "cánones", Yaiza y yo utilizamos esquis cortos de aproximación muy amigos de las nieves "guarras" y profundas tan frecuentes en nuestro pirineo.

Objetivo cumplido

  Las piernas de los largos se resienten mientras que con los cortos bajamos literalmente rectos a toda leche tan relajados como si de las escaleras mecánicas del Corte Inglés se tratara. Para rizar el rizo pasamos de la Mallata Alta a la Baja por el desagüe del  barranco de Argualas, es una inclinada y estrecha canal que con nieve abundante se baja bien pero hoy tenía algunos "problemas".

Cima Garmonegro

  Una vez que te metes no hay marcha atrás, a no ser que pongas pieles de nuevo para salir de allí. La semana pasada cayeron abundantes coladas por los costados de la canal dejándola convertida en una empinada pista de bolos de todos tamaños complicando el descenso, eso sin contar que en varios puntos esta abierto teniendo cuidado añadido de no acabar en los agujeros.

Yaiza sale esquiando desde la cumbre

  Yaiza con los morros prietos consiguió bajar sin separarse de mí ni tocar con el culo el suelo para nada. Una vez "salvados" cruzamos el barranco finalizando el descenso por el pinar de su orilla derecha orográfica, practicamos slalom entre los pinos por pasillos de nieve, logramos llegar al puente paraaludes sin descalzar esquís.

Contraste Balneario con la nieve en altura

  Todos satisfechos y contentos con la excursión, colgamos esquís en la mochila para en quince minutos escasos andando llegar al Balneario y el coche. La nieve en cotas bajas escasea y se derrite volando, si queremos disfrutar tendremos que mentalizarnos con el porteo.
  Sentados en la terraza de la Casa de Piedra comimos y tomamos las cervezas de rigor, brindamos por el primer "tresmil" de Yaiza con esquís.

¡¡¡Felicidades Yaiza!!!

Nieve profunda y pesada abajo

Reseña de la ascensión al Garmonegro:
http://www.komandokroketa.org/Garmo-Negro_Argualas/Garmo-Negro_Argualas.html#garmo

Desagüe del Barranco de Argualas

Reseña de David (fastman) en su blog, "Rutas por el Pirineo":
http://buscandobucardos.blogspot.com.es/2014/05/garmo-negro-3051-m.html

Autentico patatal en la canal

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6769787

Cruzamos restos de antiguos aludes

Ascensión el pasado mes de Febrero:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2016/02/garmonegro-3051-m.html

Puente para aludes, fin de la excursión

Otra de nuestras ascensiones con esquís en el 2013:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2013/04/garmonegro-3051-m.html

Más fotos:
Garmonegro 3051 m.