lunes, 27 de abril de 2009

Pico Aspe 2645 m.

  He cogido el puente de San Jorge pero visto que el siguiente fin de semana es el puente de primero de Mayo, he decidido construir un "puente de puentes", me he tomado fiesta desde el día 23 al 3 para aprovechar la temporada alta de esquí de travesía


  El miércoles 22 al terminar de trabajar me fui junto con Nacho (el patillas) al pirineo con base en el apartamento de Gurry en Biescas.

  • Jueves 23:
Pico Aspe 2645 m.

  

Embudo del Aspe con mucha nieve

  A las 8 de la mañana quedamos en Jaca por un lado con Ángel Bello (el cuñao), Oscar Almau y Diego Bartolome (ambos destalentaos) y Javi (secretario) y por otro con Antonio (el sobrao) y dos amigos suyos, Alvaro y Juan.


Palas finales

  Después de tomar un café nos dirigimos por carretera hasta el final del valle de Aísa desde donde empezaba nuestra ascensión al Aspe por su cara sur. 

Gran contraste cielo y nieve

  Iniciamos la marcha porteando los esquís media hora escasa algo más abajo de famoso embudo. La pala del embudo bastante dura exigió el uso de cuchillas para evitar salir "volando" ladera abajo, el sol pegaba a tope y a lo largo de la mañana la nieve se fue reblandeciendo.

Ángel y Oscar superando las últimas rampas

 Cuando llegamos a la brecha sobre el embudo empezaron los primeros problemas, la "columna" sufrió una baja, Juan tuvo problemas con los esquís y a pesar de que continuo con crampones no llego a la cima. A Diego (el destalentao) unas "horrorosas" rozaduras la hicieron sufrir lo suyo y a escasa distancia de la cumbre "tiro la toalla".

Llana de la Garganta y el Bozo, Bisaurin .....

  Los demás coronamos el pico "felizmente" e incluso Oscar que es un destalentao y amigo de los récords inútiles llego con los esquís puestos hasta la misma cima a riesgo de despeñarse "a tomar por culo" aunque todos le reconozcamos sus méritos.

Los que llegaron al Aspe en la cima

  La agradable temperatura, las buenas vistas y el ambiente entre el personal nos tuvo rato y rato disfrutando la cumbre hasta que Alvaro sugirió bajar antes de que se "derrita la nieve".

Javi sentado en el vertice geodesico

  El descenso fue de los que dejan huella, un pico muy esquiable con una nieve primavera muy fácil, apurando lenguas de nieve llegamos hasta el río muy cerca del coche.

Descenso entre paredones y abismos

  Eufóricos por nuestro éxito (¡que buenos somos!) llegamos a los coches "torrados" por el sol, recogimos y nos fuimos a Jaca a tomar unas cervezas para celebrarlo. 

  Nacho y yo volvimos a Biescas, los demás cada cual a su casa.

  • Reseña más detallada para subir al Aspe:

  • Trakc para GPS y ver la ruta en Google Eart:




Esquiando por las buenisimas palas del Aspe