jueves, 17 de febrero de 2011

Garganta de Aísa

Domingo 13:
Intento pico la Garganta de Aísa

  Nos levantamos y...... ¡uy!, que poca luz entra por la ventana, me asomo y el cielo negro, ¡mierda! 
  No es que me asuste el mal tiempo pero tal y como esta la nieve de dura no va a transformar, vamos con "aprendices"  y no quiero que se "descoñen" en una pala "mármol" o cojan miedo al esquí en el mejor de los casos. 

Avanzando por nieve continua pero llena de calvas y piedras

  Hoy Noelia no puede venir porque entra a trabajar con un grupo de semana blanca a las cinco y no tenemos seguridad de cuando volveremos, para sustituirla se une Javi (unomas). 
  Salimos Fran, Sandra, irene, Javi y yo en mi coche camino de Aísa con la esperanza de que "escampe".
  Tenemos previsto subir al pico de la Garganta de Aísa situado junto al Aspe por el barranco Rigüelo, es una cara sur total, ideal para estas fechas en las que la nieve se reblandece al sol quedando ideal para esquiar, cosa que no ocurrió.

La nieve va endureciendo conforme avanzamos, las cuchillas hacen bien su trabajo

  Llegamos al final de la carretera del valle de Aísa, hay tres coches aparcados, sigue el cielo muy cubierto y una escasez de nieve "escandalosa" para esta época. Si se asciende al Aspe hay que portear hasta la parte superior de la pala sobre el embudo. Nosotros lo hacemos 55 minutos hasta encontrar continuidad entre bloques de piedra.
  La nieve muy dura, cuchillas desde el principio, un grupo grande de gente viene por detrás, estamos todos en el mismo valle. Al principio vamos bien, nubes altas y la nieve "se deja", al sumirnos en la niebla a unas dos horas del coche se levanta viento, aumenta la pendiente y la nieve se endurece mucho más.

Ya tenemos la niebla a ras de nuestras cabezas

  Analizo la situación, si subimos evidentemente tendremos que bajar y la esquiada puede ser solo apta para quien controla "de verdad", no vamos a llegar a ningún lado porque la niebla impide la visibilidad, la previsión es a peor, empieza a nevar muy ligeramente. Bufffff......, retiradaaaaa.....¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡, no tengo ganas de meter a nadie en "berenjenales", mando a Javi colocarse sobre una piedra y con cuidado todos a poner esquís para el descenso.
   La gente nos ve y la mayoría vuelven, alguno pone crampones y continua porteando esquís.

Javi clavando bien cantos en el descenso

  Comenzamos el descenso y compruebo con alivio que las secretarias y Fran controlan más de lo que me parece, clavando bien cantos esquían sin problemas y hasta "marcan estilo".
   En "cuatro" giros entre pedruscones se acabo la nieve, todos ilesos y contentos, nos queda casi una hora de porteo tranquilo al coche.

Se termino la nieve, otra vez a portear

  Dejamos este pico "pendiente" en nuestra lista y regresamos a  Castiello donde esta Noelia que aun no ha marchado. Para entretenerse nos preparo una suculenta comida que devoramos con ganas.
  Solo nos queda recoger y viaje de vuelta sin incidentes que contar.


Todas las fotos: