lunes, 14 de noviembre de 2011

María - Vallobera - Senda Jabalíes - Plana

Martes 8:
Bicicleta de Montaña
María - Vallobera - Senda Jabalíes - Plana

  Terminamos de trabajar y quedamos Nacho (el patillas) y yo para salir con las bicis, como novedad se une a la expedición Matías y su amigo Dani. El "pardillo" de Matías vino hace tiempo por primera vez al pico del Águila en BTT y no quiso saber nunca más de nosotros.
  Tras meses de entrenamiento en "secreto" nos dejo boquiabiertos cuando nos dijo, hoy voy con vosotros, aquello olía a gato encerrado, nuestras suposiciones se confirmaron.

Matías y Dani, estamos esperando a Nacho, buffffffff...............

  Con la furgo de Nacho y las bicis fuimos hasta María de Huerva para empezar allí a ciclar. Rediseñe un recorrido mezclando lo que me pareció mejor de varios track que encontré en Internet por el  Wikiloc procurando que fuera la mayor cantidad de senderos posibles.
  Basicamente salimos por la subida normal a la Plana desde María para desviarnos al barranco de Vallobera, remontamos la llamada senda de los jabalíes hasta unos labrados en los que el "lugareño" de turno con su arraigado sentido de la propiedad ha arado también la pista haciéndola desaparecer aumentando así la superficie cultivada.

"Empujembai en la senda de los Jabalíes, ¿igual es mejor hacerla de bajada o que...?

  El GPS nos indico por donde atravesar el labrado hasta enlazar de nuevo con la pista, nos dirigimos hacia la arista Sillón. Recortamos por un bonito y estrecho barranco, técnico y divertido que termina enlazando con la subida y regreso a María muy justos con la luz solar.
  El "friki" de Matías se ha puesto fuerte y vino a meternos "caña", nosotros nos "picamos" enseguida, no podíamos permitirlo y a poco "petamos". En los descensos son bastante más "bestias" que nosotros, les dejamos que vayan delante esperando no ver sus huesos en el fondo del barranco, aunque "cuesta abajo hasta la mierda corre".

¡Que buenos somos, y como nos picamos!

  La bajada final por la pista hasta María fue un campeonato de "piques" a sesenta por hora, en algún momento llegue a salir volando, sin tocar el freno, plato grande y piñón pequeño, pedaleando a tope. Recorrido más bien corto, 27 kilómetros y 450 metros de desnivel, las pocas horas de luz no permiten meterse en grandes travesías como en verano.
  Llegamos al coche "vivos", contentos y con ganas de "venganza", ¡tiembla Matías!

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: