viernes, 13 de julio de 2012

Culebras 3062 m. y Vallibierna 3067 m.

Sábado 7:
Culebras 3062 m. y Vallibierna 3067 m.
Ruta circular desde el embalse de Llauset

  Hoy estamos "peña", acaba de llegar Rafa (el freerider) y se unen mis amigos y vecinos José Luis Ferrer con los ya habituales Guzmán y Javi, sumados a David (el exfutbolero) y yo.

Remontando el valle de Llauset

  Tenemos una hora de viaje hasta la vertiente de la franja, lindante de Aragón con Cataluña, concretamente el embalse de Llauset desde donde comenzamos la marcha. A Llauset se accede por la nacional que va al túnel de Viella desviándonos y atravesando el pueblo de Aneto, una pista asfaltada sube hasta los 2200 metros de altitud dejando el pico Culebras a "dos pasos" del coche por un cómodo sendero, todo un lujo para coronar un "tresmil".

Cerca del Culebras con el pico Llauset atrás

  Nosotros lo vamos a "complicar" algo más, haremos un recorrido circular ascendiendo primero al Vallibierna por los ibones de Botornas, bonita ruta salpicada con infinidad de ibones subiendo pausadamente por senderos balizados. Bajaremos por la "directa" vía collado y valle de Llauset.
  Una vez en la presa el cielo no "pinta" nada claro, da la impresión de que se vaya a caer a "cachos" en cualquier momento. Como en otras ocasiones decidimos asegurar la cumbre y cambiar el sentido de nuestra circular, ascendiendo primero al Culebras por el collado de Llauset. Una vez en la cumbre si el día aguanta, como así fue, continuaremos la circular en sentido inverso, si hubiera estado "chungo" retornaríamos por el mismo camino.

Cumbre del Culebras, allí apareció Spidermán

  Comenzamos la marcha con horario de "dominguero total", subimos a "cerrar". Nos cruzamos con cantidad de "peña" que bajaba, al día siguiente se celebraba por la zona una carrera internacional de montaña y estaban los participantes con sus acompañantes inspeccionando la zona.
  A buen ritmo entre nubes y claros nos plantamos en el collado, José Luis sigue demostrando que el "diésel" puede con todo, afrontamos con "ímpetu" la vertical canal que por trazos de senda nos deja bajo las paredes del Culebras, una fácil trepada le da algo de "suspense" a la ascensión antes de coronar el pico Culebras.

En el Vallibierna nombrando a David "Caballero de los Tresmiles"

  "Saltamos" y fotos, banderas de todo tipo y Guzman el "tirillas" alias Spidermán "asesor" particular de escalada para José Luis. Como parece que el tiempo mejora continuamos la circular, hay que pasar al Vallibierna, esta por medio el "temido y expuesto" paso de "caballo", nosotros nos "salimos" por la tangente y los atravesamos por un paso alternativo mucho más fácil y seguro. Desde la misma cumbre del Culebras destrepamos una pequeña canal, hacemos una travesía horizontal por un estrecho sendero sin sensación de vacío y volvemos a trepar otra canalilla justo al otro lado, dos escalones más y estamos en la cima del Vallibierna.

El macizo del Aneto aparece atrás entre las tinieblas

  Desde el Vallibierna vemos como un grupo de críos de campamento de unos 12 años acompañados por dos "monitores" les hacen pasar por el paso de caballo. Van con zapatillas de deporte "adidas", algunos la mochila la sustituyen con una bolsa de tela y dos cordones, la mitad lo cruzan sin ningún miedo (miedo fue lo que nos dio a nosotros al verlos), el problema fue cuando uno acojonado se quedo colgado de los brazos y pateando de vacío en la pulida pared con el abismo bajo él. Tras unos minutos de suspense el monitor fue a su lado para tranquilizarle consiguiendo que saliera, los que esperaban con los "cataplines" de corbata, cruzaron por la cornisa inferior.
  Estos chavales "fardaran" de vuelta a su campamento contando la aventura y riéndose del que casi se "mata" como algo divertido. Para poder realizar estos tipos de actividades con chavales hay que tener monitores con "dos dedos de frente" y material adecuado, tanto los propios chavales como los monitores para asegurar tramos delicados. De un estupendo día de montaña a una tragedia va un fino velo.

Comenzamos el descenso atravesando un tramo de cresta

 Ya relajados tras la tensión de ver ese "espectáculo" procedí al nombramiento "oficial" de David como "Caballero de los Tresmiles", José Luis fue el padrino de ceremonia, Guzmán y Javi testigos, Rafa hizo de fotógrafo. resguardados del viento estuvimos un buen rato disfrutando de la cima.
  Bajamos recorriendo un tramo de cresta al este, se pasa sin poner manos pero hay que estar atento, el "patio" va por los dos costados. Observo a José Luis que viene andando por la cresta hablando por teléfono alegremente con su mujer Yolanda, distraído, ajeno por completo al peligro de cualquier traspiés, si esta prohibido conducir coche hablando por el móvil, andar por una cresta provoca la misma situación, le meto una "bronca", ¡cuelga el teléfono, lechesss..., joderr..., como si no hubiera hablado con ella en un mes........¡

De vuelta el ibón de Llausets ya despejado

  Abandonamos la cresta con los ibones a la vista, a la izquierda el ibon Gelat, rodeamos los dos de la Coma de Arnau, vemos el caudaloso Cap de la Val y por fin el bonito Estany de Botornas. Nos queda rodear el enorme embalse de Llauset y por fin el coche.
  Todos contentos con la travesía, regresamos a Campo, no hemos puesto fechas pero pronto repetiremos juntos.
  En Campo las habituales cervezas con patatas, ducha, cena y a dormir que mañana andaremos más.

Reseña de la ascensión:

Track para GPS y ver la ruta con Google Eart:

Otra de nuestras ascensiones al Culebras y Vallibierna: