lunes, 7 de octubre de 2013

Monte Perdido 3355 m.

Sábado 14 de Septiembre:
Monte Perdido 3355 m.
Por el Balcón de Pineta, cara norte

  Después de una fría noche acampados tras coronar ayer los Picos de Astazu, despertamos cuando el sol calienta la tienda, bonito y soleado amanecer bajo las murallas de Monte Perdido.
  Desayunamos lo mejor que podemos y con el mínimo peso, Bea (secretaria), Sandra (la inefa) y yo iniciamos el asalto definitivo a Monte Perdido por el collado del Cilindro.

Como "Marmotas" tras la hibernación
  Siguiendo abundantes hitos desparramados por todos lados bajamos al barranco y cruzamos el río directos a los paredones. El trazo de senda esta marcado por el lomo de una pedrera subiendo hasta toparse con el primer escalón de murallas que defienden el glaciar.
  Hay varias canales por las que se puede trepar para acceder al escalón superior, pero solo una es fácil. Para localizarla no hay más que seguir el sendero que desciende ligeramente al inicio de nuestra canal.

Mientras nos dirigimos a la canal aparece la cubeta de Marboré
  No cabe la menor duda, esta balizada con unos palos e incluso una barra metálica y marcada con pintura roja, hay una reunión a mitad y otra arriba con anclajes químicos, rodeadas por un circulo rojo para ser localizadas.
  Trepar por ahí no tiene más dificultad que por ejemplo atravesar el Paso de Mahoma en el Aneto, si esta seca y sin nieve se sube sin ningún tipo de material y se baja igual de bien.

Cruzando un nevero con los Astazus atrás
  Por delante van un grupo de franceses, no se porque salen del sendero dirigiéndose a la primera canal, están un rato "jugándose la vida" y desisten. Uno de ellos vuelve a la carga por otro lateral mientras los demás en esta ocasión ni le siguen, llega un momento que no tiene vuelta atrás, supera unos pasos difíciles y expuestos y llega "vivo".

Bea abriendo la trepada en la canal
  Los que están abajo le miran con "cara de haba" y se van a "embarrancar" a la siguiente canal. Nos ven pasar de largo tranquilamente bajo ellos y enseguida destrepan y vienen detrás. Subimos todos sin problemas, el compañero les espera arriba y desaparecen por delante, van con zapatillas de deporte y prácticamente con lo puesto, es la "moda" y hay que seguirla si quieres ser "guay", ¡¡borregos...!!

Vista completa del llano de Marboré superado el escalón
  A pesar que este verano queda mucha más nieve en el glaciar que el anterior se puede rodear por rocas cruzando varios pequeños neveros por medio y llegar al collado sin necesidad de crampones.
  Lo más rápido y cómodo es poner crampones, como nosotros hicimos, y trazar una diagonal por el glaciar directos al collado procurando apurar por nieve lo más posible e igualmente para bajar.

Primer tramo del glaciar con crampones y en diagonal
  Disfrutando del paisaje y una temperatura ideal ascendemos los tres sin prisa pero sin pausa. Llegamos a la pedrera bajo el collado, quitamos los "pinchos" y buscamos el mejor trazo haciendo zig zag hasta alcanzar sin dificultad con el collado del Cilindro.
  Se abren en la cara sur nuevas e impresionantes vistas, la "escupidera", el Lago Helado, las paredes del Cilindro, el Valle de Ordesa a vista de pájaro.........

Se empina pero se sube bien
  Perdemos un buen rato haciendo fotos por los cuatro costados antes de descender al Lago Helado y retomar la vía normal de la escupidera a la cumbre. Primero un poco a la izquierda hasta que se pone vertical, por una pequeña cornisa flanqueamos todo el ancho del collado a la derecha hasta un destrepe donde rompe la pared, un sendero en diagonal desciende hasta el lago.
  Nos juntamos con la "romería" de montañeros que suben desde Góriz, utilizamos el lomo de roca por la derecha hasta las "escupideras" y luego por medio del pedregal "inmundo" tres pasos para adelante dos para atrás.

Llegamos al final de la nieve bajo las murallas del Cilindro
  Enseguida coronamos Monte Perdido junto con otro "mogollón" de personas que campan por la cima. Estamos felices y contentos, Sandra y Bea es la primera vez que lo suben y además por el norte, hemos progresado muy bien, se nota que no llevamos peso y lo "buenos que somos", jejejeee.....¡¡¡
  No nos cansamos de permanecer en la cúspide, hay niebla baja que "putea" ocultando el paisaje, de repente sopla una brisa y desaparece quedando un nítido horizonte. Hacemos sesión fotográfica, Sandra y Bea van de un lado para otro posando donde les indico, las fotos van a merecer la pena.

Vistas desde el collado del Cilindro al norte
  La vuelta al Balcón de Pineta es "fugaz", primero "esquiando" por la pedriza más fina y profunda, luego por el fondo del barranco aprovechando la nieve que aun queda. Pequeño repecho para remontar al collado y otra vez por pedriza fina echando "virutas hasta la nieve.
  Aunque la nieve ha transformado no queremos sorpresas y ponemos los "pinchos", apuramos "por lo blanco" en diagonal directos a la canal. Guardamos crampones y destrepamos la canal que cada vez nos parece menos vertical, ¡lo que hace la cabeza! 

El Valle de Ordesa bajo la niebla
  Lo que falta hasta la tienda vamos conversando sobre menús de soltero y estudiante. Llegamos a nuestro Campamento Base cuando aun queda un rato de sol, cenaremos antes de que haga frío, en cuanto se oculta el sol tras las montañas la temperatura baja de veinte a cero de un plumazo.
  Tenemos previsto pasar una segunda noche y descender mañana a Pineta descansados para llegar a casa pronto, Sandra tiene que preparar las maletas y coger el tren a Lérida donde estudia. 
  Como la noche pasada, estamos horas acomodados en nuestros "potentes" sacos mientras charramos hasta dormirnos.

A mitad de la "escupidera" con el Lago Helado
Domingo 15 de Septiembre:
Descenso del Balcón de Pineta y viaje de vuelta

  Esta noche aun ha sido más fría, Bea se ha visto obligada a salir al "baño" y a poco "muere" congelada. No nos movemos hasta que calienta el sol, las lonas de la tienda se han quedado "tiesas" cubiertas por una capa de hielo, la humedad de nuestra propia transpiración se ha congelado en el sobretecho, en el Pirineo ya es invierno.

Cima de Monte Perdido
  Salimos al sol, se esta de "vicio", desayunamos "hipnotizados" con la vista fija en el glaciar. Desde lejos tenemos localizada la canal por la que subimos, en una fotografía he pintado el itinerario.
  Recogemos la tienda, sacos y mochilas, cargados a tope empezamos el descenso a Pineta, se ha levantado viento y hasta que bajamos del Balcón hace un frío que pela, tal y como perdemos altura sube la temperatura, en el coche casi hace calor.

Valle de Ordesa
  Lo que no vamos a perdonar son las cervezas para celebrar el éxito de la "expedición", en el coche nos espera la nevera. Además de las "rigurosas" patatas fritas quedan pechugas empanadas, tortilla de patata, embutido y postre. Almorzamos como "señores" sentados en la hierba con un entorno de postal.
  Pero lo bueno se acaba, viaje de vuelta, Bea se queda en Huesca, Sandra en Almudevar donde la recoge su padre para ir al pueblo y yo solo lo que queda de autovía a Zaragoza.
  Ya hemos "tramado" la próxima salida al monte que haremos los tres juntos, esta vez le toca al Vignemale.

El Taillón con la Torre y el Casco delante
Otra reseña de la ascensión:
http://www.disc.ua.es/~jberna/alpinismo/0506/exp7/

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5390334

Nuestro intento frustrado el año pasado:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2012/08/monte-perdido-por-pineta.html

Monte Perdido desde Góriz:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2013/09/monte-perdido-3355-m.html

Monte Perdido con esquís:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2011/04/monte-perdido-3355-m.html

Más fotos:
Monte Perdido 3355 m.