jueves, 25 de septiembre de 2014

Vía Ferrata del Sorrosal y Barranco de Viandico

Domingo 24 de Agosto:

  María (la anfibia) y yo, hemos pasado la noche en Broto en plan camping - car, durmiendo en el coche, he instalado para estos casos una gran cama con colchón y todo. Para estar tranquilos nos colocamos en la cabecera del barranco del Furco, no ha hecho frío pero salir del saco no apetece.
  Ayer por la tarde descendimos el barranco de Os Lucas y hoy hemos quedado con Jesús Beamonte y un grupo de amigos del pueblo para recorrer la Ferrata del Sorrosal y descender el Barranco de Viandico.

Todo el grupo con las Cascadas del Sorrosal
Vía Ferrata del Sorrosal

  Nos juntamos a las nueve de la mañana en un conocido bar de Broto para almorzar y tomar café, somos 13 personas en total, la mayoría completamente "verdes" en estos temas, hay mucha animación y entusiasmo.
  Como a estas horas refresca comenzamos con la ferrata y damos tiempo a que se "caldee" el barranco.

Escalera de entrada a la cueva junto a las cascadas
  Entre María y yo repartimos material, arnés, casco y disipador, damos nociones rápidas de como colocarlo, los repetidores más listillos echan una mano a los demás. En cinco minutos nos aproximamos a las cascadas del Sorrosal, ya hay delante un grupo numeroso que progresa lentamente, aprovecho la situación para dar más explicaciones y hacer fotos.

María atraviesa la cueva en oposición sin mojarse
  En el inicio de la vía empiezan las clases practicas, menos mal que hay poca técnica, aun así es dificil asimilar tanta información en muy poco tiempo.
   Mando por delante a los más lanzados, María y yo nos intercalamos para controlar de cerca el manejo del material. Se desempeñan bien, pronto nos topamos con el grupo de delante, oigo a María meter la bronca a uno que se le ocurrió sacar del cable de vida los dos mosquetones a la vez.

Puente Tibetano
  Lo que más llamó la atención fue la pequeña cueva por la que corre agua, hay que hacer malabarismos en oposición para evitar mojarse, algunos prefirieron "bañarse" directamente. La salida al barranco por una ventana también impresiona, hay cien metros de caída a tus pies y un patio que te "cagas", seguido el "temible" puente Tibetano que cruza el barranco.

Salida de la ventana con cien metros de caída
  En el rellano de una cascada la ferrata sale del cauce, paramos a refrescarnos un poco, la temperatura ha subido. El resto del itinerario rodea el circo del Sorrosal hasta confluir con la PR a Fragen por la que bajaremos a Broto y a los coches.
  Tomamos un picoteo raudo y vamos dirección al Cañón de Añisclo por Sarvise, cuanto antes nos metamos al agua mejor.

Una sirga para los pies y dos para las manos
Reseña de la Ferrata del Sorrosal:
http://deandar.com/ferratas/via-ferrata-broto

Recorrido de esta ferrata en la Multiaventura Tebarray del año pasado:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2013/09/sorrosal-via-ferrata-y-aproximacion-al.html

Más fotos:
Vía Ferrata del Sorrosal

Barrancos Flageto y Viandico
Descenso por el afluente seco del Flageto enlazando con el Viandico

  En una gran curva poco antes del desvío a Vió y Buerba, la carretera cruza el puente del Barranco Flageto, en la entrada de una pista forestal estacionamos.
  Reparto de neoprenos que metemos en mochilas, el Flageto esta seco, no los pondremos hasta la surgencia del Viandico.

Primer rapel seco en el Barranco Flageto
  Accedemos al Flageto pasando por debajo del pequeño puente carreteril, cortos resaltes sin dificultad nos sitúan en el primer rapel. Hay tres y están prácticamente encadenados, el último da al Viandico, lo salvamos destrepando por la derecha con cuidado.
  El Viandico en este punto también es seco, sorprende la magnitud y profundidad de las pozas, cuando corre el agua están llenas y no lo apreciamos.

Último rapel del Flageto
  Buscamos paso entre grandes bloques, llegamos a un rapel seco con una profunda y fría poza de agua estancada en la recepción. Ponemos ya neoprenos, la sensación al entrar en el agua nos anticipa el frío que nos va a tocar pasar.
  Unos minutos andando por el cauce y se empieza a oír el agua manar del suelo como por arte de magia, pasamos de completamente seco a muy acuático.

Progresando por el estético cauce
  Se nota que atardece pronto, algunas zonas del barranco están a la sombra, la hora ideal para entrar es sobre las doce, por eso estamos solos, todo tiene sus ventajas e inconvenientes. El neopreno hace su trabajo bien en el agua, las manos quedan sin sensibilidad, nos abrazamos a las rocas que desprenden calor absorbido al sol, hay que moverse sin parar.

Primer y último rapel del Viandico
  El Viandico es de los barrancos más fríos del Pirineo, progresamos por el cauce intercalando varios saltos pequeños y uno grande que acojona a casi todos. El ultimo y único rapel acuático es el rincón más bonito del barranco junto a una espectacular cascada.
  Queda otro gran salto, del que algunos tratan de escabullirse destrepando, y finaliza el descenso. Junto al murete de las ruinas del Molino nace el sendero que nos devolverá al aparcamiento de Cañón de Añisclo y la Ermita de San Urbez.

El rincón más bonito del barranco
  Atajamos las curvas de la carretera por senda, solo queda andar por ella dando con los coches. Se ha hecho tarde y ambiente es fresco, nos cambiamos, recogemos el material y bajamos a Sarvise. En la terraza de un bar de bocadillos nos tomamos las correspondientes jarras de cerveza y bocatas con café incluido.
  "Cero muertos", todos contentos, un exito, al año que viene más. María y yo nos despedimos del grupo y viaje a Zaragoza.

Salto final y fin del descenso
Reseña del Viandico:
http://www.descente-canyon.com/canyoning/canyon/21047/Viandico.html

Reseña del Flageto:
http://www.descente-canyon.com/canyoning/canyon-description/21043/topo.html

Otro descenso del Flageto y Viandico:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2014/08/flageto-y-viandico.html

Más fotos:
Barrancos Flageto y Viandico