jueves, 15 de diciembre de 2011

Llena del Bozo 2570 m.

Jueves 8:
Llena del Bozo 2570 m.

  Seguimos haciendo viajes en el día y tragando kilómetros, teníamos previsto subir al Urbión invernal pero nos enteramos que no tenia nieve así que volvimos al Pirineo. El martes pasado tras bajar de Bachesango estuvimos dándole a la cabeza hasta fijar nuestro objetivo de hoy, el pico Llena del Bozo por su cara sur desde el valle de Aísa.

"Fachada" de la Llena del Bozo por su cara sur

  Salimos en "peña" desde Zaragoza, eramos un grupo más grande de lo previsto y muy variopinto. Sabia que íbamos a encontrar nieve dura e incluso que el único paso escarpado cercano a la cumbre podía estar emocionante, y así fue. En previsión me lleve una cuerda de treinta metros y algo de "ferreteria".

Arantxa y Bea superando uno de los tramos más pendientes

  En mi coche íbamos la ex-lesionada Arantxa que tuvo un "tropiezo" iniciándose al esquí de travesía y ahora "reaparece", Bea (secretaria), Bea (la andaluza), Juan (el padre) y yo. En el de Rafa (freerider), Isidro (el cachocabroncarapija), Anayet (la esquiadora) y el otro Rafa (bis).
 Parada "técnica" en Jaca a juntarnos con David y Carlos del blog Rutas por el Pirineo y tomar el correspondiente café.

Bea en el paso de Nazapal con el Midi de fondo

  En el fondo del valle acaba la carretera y empezamos la travesía, el camino es común al Aspe, subimos por sendero agrupados hasta el embudo que da a la brecha del Aspe desviandonos al collado de Nazapal por un pedregoso vallecito en el que pronto aparece la nieve.
  El día soleado y sin viento es ideal para hacer montaña, para ser tantos vamos bastante bien. Cuando llegamos a la nieve empiezan los inconvenientes, isidro que parece "nuevo" se ha traído unos crampones automáticos con botas de treking y no le duran ni cuatro pasos en el pie. Los demás remontamos una fuerte rampa como auténticos profesionales y arriba esperamos a Isidro que acompañado por Rafa progresa haciendo "virguerías".

Bea y Anayet en el paso de Nazapal

  En el paso de Nazapal nos paramos a disfrutar de las estupendas vistas a la otra vertiente, se puede contemplar casi todo el pirineo destacando el altivo Midi de Ossau.
  A partir de aquí las vistas son cada vez más alucinantes, la dificultad y el riesgo aumentan. David y Carlos abren paso hasta que se topan con un vertical muro cubierto de hielo sobre una sima en la que no se ve el fondo.

Verticales cortados al norte de la Llena de la Garganta y Aspe

  El paso de verano queda descartado, es a través una cornisa super expuesta por la cara norte, intentamos vencer el muro pensando en asegurar al resto del grupo con la cuerda, puestos a "discurrir" en el supuesto de que lográramos poner la cuerda asegurar a los 11 expedicionarios para subir y bajar podría ser eterno así que a escasos 50 metros de la cima damos la cumbre como "técnicamente" conseguida y nos retiramos a terreno mas seguro para comer y disfrutar del sol.

Al borde de la sima con el tramo vertical que nos cerro el paso

  Mientras tanto Juan que tiene el titulo de técnico especialista en hacer cundir el "pánico" entre componentes de grupos en situaciones de riesgo, no paro de socavar nuestra moral con frases del tipo, yo me bajo, esto esta jodido, os vais a caer.................. 
  Creo que quedo claro, independientemente de los "consejos de Juan" si se hubiera podido subir con un riesgo "asumible" habríamos pisado la cumbre.

Equipo de "secretarias" de lujo disfrutando en la nieve

  El descenso con crampones por las fuertes palas de nieve ya transformada por el sol fue lo más divertido. Tras un rato comiendo en un rellano proseguimos el descenso tranquilos y sin incidentes hasta el coche.
  Bea la andaluza alucina con el pirineo, es montañera de "Sierra Nevada" y esta encantada, a Arantxa le damos el "alta" definitivamente en su rodilla y comprobamos que sigue siendo tan hábil como siempre, Bea (secretaria) tiene experiencia con unos cuantos años ya haciendo monte, disfruta y va como "Pedro por su casa". David y Carlos sigo pensando que tienen que aburrirse con nosotros pues están super fuertes y su ritmo es mucho mas rápido que el nuestro, tienen que esperarnos constantemente.
  Los demás en su "linea", incluyendo a Isidro, jejejeeeeeeeee..........

Todos los expedicionarios con el Pico y Mallo Lecherines de fondo

  Pequeña parada en jaca a tomar un bocadillo y regreso a Zaragoza satisfechos y sin incidentes.

Reseña para subir a la Llena del Bozo:

Crónica de David Naval:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: