VERANO 2021

miércoles, 1 de septiembre de 2021

Ramastué. Descenso de Barrancos.

Sábado 14 de Agosto:
Descenso de Barrancos
Ramastué.

  Con Raquel (la marmota), Raquel Solano y la familia Antón, Sofía, Marta y Ángel.

Equipo completo de aguerridos barranquistas
  Ayer llegó a Campo Raquel (la marmota) para compartir actividades montañeras en la recta final de mis vacaciones. Le he "diseñado" un plan no muy exigente pero intenso, para empezar hoy por la mañana descenderemos el Barranco de Ramastúe. 
  A la salida del barranco comeremos para ir inmediatamente a Ardonés (Cerler) y con la mochila bien cargada ascender al Pico Estiba Freda. Veremos el atardecer en su cumbre y acamparemos junto a ella.

  
  Para las dos actividades nos llevamos también a la otra Raquel que vive en Campo. A Ramastué nos acompañará la familia Antón, al tener dos coches podemos hacer combinación de vehículos ahorrándonos una hora de caminata.
  Es fin de semana "punta", en plenas vacaciones de agosto, buen tiempo y caluroso, lo ideal para que multitud de personas decidan descender un barranco.
  
  
  Al pasar por la entrada del Barranco de Liri había tantos coches que no dejaban espacio para circular, los que se adentraron debieron armarse de paciencia, dios sabe la de horas de espera que tendrían, así no merece la pena … 😕🤦‍♀️
  Sin embargo nosotros estuvimos solos todo el día. Eclipsado por su vecino Liri apenas es visitado, resulta menos divertido pero compensa con creces su abundante vegetación y estética que le da aires de salvaje e inexplorado.

  
  En el pueblo de Liri iniciamos una corta aproximación hasta el inicio. Completamente solos ponemos neoprenos y echamos a andar por el cauce, pronto damos con el primer rapel. En teoría son trece rapeles, puestos a llevar la cuenta nos liamos y al final no estamos seguros si hicimos doce, trece o catorce.., hay resaltes instalados para días de caudal elevado que se pueden destrepar.
    En general está bien equipado, es más abierto que Liri y algo resbaladizo. Estéticamente precioso, no hay saltos, en todas recepciones se hace fondo, es posible y recomendable su descenso con abundante agua.

 
   La reseña dice que el rapel más largo tiene 20 metros pero nosotros lo descendimos con una cuerda de 35 en doble y sobró en todas cascadas.
  El descenso finaliza cuando el cauce cruza una pista forestal, un cartel indica Castejon a la derecha, intercalando un bonito sendero nos plantamos en el cementerio y el segundo coche en poco más de veinte minutos. 

  
  Bajo un frondoso árbol montamos el "picnics - comida" con cervezas incluidas. Entre lo relajados que estamos y el calor que hace da una pereza tremenda tener que echar a andar hasta el Pico Estiba Freda, además con la mochila bien cargada.
  Al final arrancamos, nos despedimos de los Antón y viajamos a Ardonés para realizar la ruta prevista y dormir en altura, la noche anunciada como la más calurosa del verano.


Otro descenso de Ramastué el 2020 SIN combinación de vehículos:


Ver todas las fotos:


No hay comentarios:

Publicar un comentario