jueves, 30 de octubre de 2014

Chérue 2198 m.

Domingo 26 de Octubre:
Pic de Chérue 2198 m.
Ascenso desde Pont de Sagette por la cresta de Lavigne.
Descenso por el Col de Magnabaigt y la Sourde de Saoubiste a la Central de Camps.

  Primera excursión "oficial" de "Tebarray" a la montaña para chavales del club que están en edad de "Multiaventura", de 14 a 17 años. Organizamos salidas periódicas que servirán, según las asistencias, para seleccionar a los 15 participantes de la Multiaventura en el verano de 2015.
  Igualmente colaboran monitores del Campamento en Ansó, padres y personas relacionadas con la Asociación.

El Midi Ossau desde la cresta
  La actividad prevista es una ruta senderista circular desde Artouste en Francia al Pic de Chérue. Como venimos de lugares diferentes nos concentramos todos en bar Mi Casa de Sabiñanigo que habitualmente usamos como cuartel general.

La cresta no es más que un cordal herboso
  Somos dieciséis "expedicionarios", los más jóvenes Lorenzo, Sergio, Adrián, Juan, Andrea y Sofía, monitores de campamento Jorge, Iván y Fran (el ideal), de padres Lorenzo y la familia completa de los Gonzalez Javi (unomás), Juan (el padre) y Charo, monitores de Multiaventura Bibiana (bibi), Ángel y yo.

El Arrec de Aule y el Gaziès
  Iniciamos la travesía en Pont de Sagette y para evitar andar dos kilómetros por carretera aparcamos otro coche junto a la Central de Camps. Penetramos en un frondoso y bonito bosque que aún conserva los colores de otoño, el sendero esta bien marcado y sube progresivamente trazando zetas entre los arboles para salir a zona de prados.

El único tramo ligeramente "complicado" de la cresta
  No hay perdida hasta una cabaña de pastores, allí giramos al noroeste y flanqueamos en suave ascenso directos a un evidente collado, el Col de Lavigne. Merece la pena coronar el pico Lavigne muy cercano a la derecha del collado, nosotros enfilamos directamente la cresta al Chérue.

Cumbre del Cherué con el Midi
  Las vistas desde el collado a la otra vertiente "elevan" el interés al cubo, vemos el vallecito con su sendero que baja del Col de Suzom hasta el embalse de Bious Artigues, Midi Ossau imponente y cercano, con el Peyreget. Al fondo observamos el Pic Gaziès conquistado recientemente y el Arrec d´ Aule por donde subimos.

Autorretrato en la cima
  La supuesta "cresta", no es tal, más bien un ancho lomo por el que podríamos transitar en coche, apto para todos públicos acostumbrados al senderismo. Recorrer el cordal a caballo entre valles se hace entretenido sin darnos cuenta de lo que subimos, vamos andando a la vez que observamos el paisaje comentando los picos que vemos.

Sofía y Andrea, jóvenes promesas montañeras y "secretarias" en potencia
  Alcanzamos la cima en poco más de dos horas, hemos subido rápido, teniendo en cuenta que algunos hace "siglos" que no movían los pies cuesta arriba se puede considerar un autentico récord.
  A los chavales de Multiaventura les sabe a poco, si hubiera propuesto subir el Midi desde allí habrían aceptado encantados.

Los chicos nuevos, Juan y Adrián
  El día es fresco y soleado con algo de viento y nubes pasajeras que cuando tapan el sol nos dejan "tiesos" de frío. En media hora nos retiramos por el cordal dirección a los paredones del Midi en busca del Col de Magnabaigt. Inicialmente no hay trazo de senda, luego aparece y desaparece, en un semi collado bajamos a "saco" por una empinada pala herbosa. Como opción más cómoda podemos continuar al collado autentico desde donde discurre un exiguo camino de ganado por el que se desciende trazando una gran zeta.

Javi, unomás ¿vuelve a la montaña?
  Poco a poco se perfila mejor el itinerario, en la cabaña de Saoubiste se transforma en un buen sendero. Bajamos por la orilla derecha orogáfica pegados al barranco de Saoubiste, los arboles cercanos al cauce han sido arrasados por un gigantesco alud, nos cuesta imaginarlo por la magnitud del destrozo.

Por el valle de Saoubiste con el refugio de pastores
  De nuevo nos introducimos en un bosque mucho más "otoñal" que el de ascenso con gran contraste de colores. Si subimos raudos y veloces, bajar más aún, nos plantamos en la central de Camps con la sensación de faltarnos recorrido.
  En resumen, excursión sencilla y agradecida, con algo más de 900 metros de desnivel acumulados sin ninguna dificultad ni peligro.

Colores de otoño
  En el mismo aparcamiento nos "montamos" la comida fuerte del día donde hubo de todo, salado dulce y latas frescas. Finalizamos la jornada tomando juntos un café en nuestro "cuartel general" de Sabiñanigo antes de viajar a Zaragoza.

El bosque de Saoubiste
Reseña desde Pont de Sagette:
http://buscandobucardos.blogspot.com.es/2013/11/pic-de-cherue-2198-m.html

Reseña desde la Central de Camps:
http://www.camptocamp.org/routes/51989/fr/pic-de-cherue-vallon-de-saoubiste

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8141492

El Chérue con esquís por Saoubiste:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2012/12/pico-cherue-2198-m.html

Más fotos:
Pic de Cherue 2198 m.

lunes, 27 de octubre de 2014

Sabocos 2757 m.

Domingo 19 de Octubre:
Peña Roya 2578 m., Peña Blanca 2556 m. y Sabocos 2757 m.
Circular por la cresta desde el Ibón de los Asnos

  Ayer fue un día relajado en la Ferrata de Siala, hoy toca andar con una excursión relativamente corta, variada, espectacular y un toque de "emoción".
  Amanecemos en "Campo Base" de Jaca, Maria (la anfibia), Bea (secretaria), Rafa (el freerider) y yo. Recogemos a Luis (el creativo) para desplazamos al Pueyo de Jaca en el Valle de Tena y encontrarnos con  Sara (saracrof) y David (fastman).

Bea encaramada en el Portillo Chetro
  Con el 4X4 de David y el mio nos aproximaremos al Ibón de los Asnos remontando la pista forestal que nace en Hoz de Jaca. En la cota 1800 alcanzamos el dominio esquiable de la estación de Panticosa con firme apto para turismos un poco altos, se puede continuar al Ibón de los Asnos pero la pendiente se acentúa estropeándose mucho el suelo. Si aparcamos aquí andaremos 45 minutos al Ibón.

En Peña Roya con Sabocos atrás
  Disponemos de vehículos adecuados y no tenemos ganas de andar y desandar pistas de esquí, remontamos en coche hasta que no se puede más, ante el asombro y oposición de Sara que no le cabe en la cabeza que un coche pueda subir por allí, ni quiere restar tanto desnivel a la ascensión que según ella iba a quedar en "nada".

Rafa y David en Peña Blanca
  Estacionamos a 2100 metros de altitud al final del camino, quedan por debajo todas las pistas de Panticosa, estamos casi a la altura del Mandilar, cota más alta de la estación.
  Con un día esplendido, fresco y soleado, iniciamos la marcha con tranquilidad, hemos orientado la excursión en plan de disfrute, sin prisas y con el día que hace aún merece más la pena.

En la cima de Peña Blanca
  Rebasado el Ibón tenemos que ir atentos para encontrar a la derecha un hito y restos de senda que se elevan decididamente por un contrafuerte herboso. Nos dirigimos al pequeño circo que forman las paredes de Peña Roya, tomando como referencia la linea donde se une la piedra roja con la gris. De lejos parecen verticales e infranqueables muros que van perdiendo "agresividad" conforme nos aproximamos.

La Partacua con Anayet muy al fondo
  La hierba da paso a una pedrera empinada que se supera fácil por un trazo de senda, acercándonos a un paso entre rocas llamado Portillo Chetro. Giramos a la derecha por el cordal coronando Peña Roya en diez minutos, a una hora escasa desde el coche.
  En la cumbre hay unas antenas que la afean, pero las vistas sobre el valle y las cimas que nos rodean son extraordinarias.

Embalse de Bubal y Hoz de Jaca desde Peña Blanca
  Siguiendo el cordal nos desplazamos a la vecina Peña Blanca que coronamos en veinte minutos, las perspectivas son diferentes, dominando las vistas sobre el embalse de Bubal y Hoz de Jaca, sin olvidar el Midi, Peña Telera y toda la sierra de la Partacua.
  Hacemos fotos y "saltamos" en las dos cimas, las chicas posan de "modelos" tomando panorámicas en todas direcciones.

Cresta recorrida llegando a Sabocos
  Desandamos el camino al Portillo Chetro para recorrer la cresta hasta Peña Sabocos que se yergue impresionante al fondo, observamos la pedrera por donde tenemos pensado descender completamente vertical. He bajado por ahí en otra ocasión y se que se baja bien pero mirarla desde lejos me llega a crear dudas.
  Unos gigantescos agujeros perforan la cresta unos metros por debajo formando acrobáticos puentes de roca, si te caes por el sur pasas volando por el boquete y apareces en el norte.

Al fondo del la cresta quedan Peña Blanca y Roya
  La primera parte es un ancho lomo con pequeños filos rocosos que se evitan fácilmente por el sur, hay hitos y rastros de senda por el trazo más sencillo. Conforme nos acercamos al objetivo se afila la cresta, es sorprendente lo "chunga" que parece y lo asequible que resulta, "las apariencias engañan".
  Solo hay un corto trecho complicado que se esquiva con un mini destrepe por el sur señalizado por mojones.

En Sabocos con Tendeñera, Otal y asoma el Cilindro y Monte Perdido nevados
  Sara y Bea van delante, a las dos les encantan las alturas y los demás igualmente quieren emociones fuertes, peroooo............
  Las dos chicas buscan el filo y lo más aéreo, son hábiles y avanzan sin miedo ni complicaciones, David y Rafa van detrás sin pensarlo llegando a un punto muy aéreo y pulido donde ellas cruzan como "Pedro por su casa" pero David y Rafa se "atascan", pasándolo mal.

Sección femenina en el vértice de Sabocos
  Mientras tanto María y yo hemos seguido los hitos, con un evidente destrepe y una sencilla trepada nos colocamos en cabeza viendo las caras de "¡ay que me mato!, que ponen David y Rafa.
  María tampoco tiene miedo, lo tengo yo por ella, es novata y muy lanzada, no le dejo que se aventure con los "figuras", "obligándola" a venir detrás de mi.

María en pleno reportaje fotográfico
  Pronto coronamos la cima de Peña Sabocos dejando a la espalda una imponente y aérea panorámica de la cresta recorrida. Aquí si que permanecemos un buen rato, es un excelente mirador, destaca Tendeñera, Otal, Vignemale, Monte Perdido .......
  Nos asomamos hacia Tendeñera para ver mejor las verticales paredes que rodean el valle, observamos igualmente los cordales que se estrellan con la sierra, Mondiniero, Toronzue, Pelopín, Bachesango ...........

Rafa con el Vignemale
  Para el descenso retrocedemos unos metros e inmediatamente los mojones bajan por la derecha siguiendo un contrafuerte, cruzamos a otro pequeño valle "descolgándonos" en una inclinada ladera con piedra suelta. Buscando la roca firme y con cuidado resultó hasta entretenido, solo hay que estar pendiente para no tirar piedras a los de abajo.
  Hay una buena parte con profunda grava fina por donde perdemos altura tan rápido como si esquiáramos.

Ibón de Asnos y Sabocos con Panticosa
  Guiados por hitos y trazos de senda bajamos sin dificultad directos al Ibón de Sabocos, en la cota 2240 cruzamos la antigua GR desviándonos a la izquierda para flanquear a media altura hasta confluir con el itinerario de subida muy cerca del coche.
  Ha sido un recorrido corto pero disfrutado y saboreado a tope, estamos satisfechos.

Luis contempla Panticosa meditativo
  Tumbados en la hierba con temperatura veraniega tomamos el tradicional picnis con latas frías que nunca faltan. Queda bajar la pista a Hoz de Jaca que se hace larga hasta en coche, nos despedimos de Sara y David para volver a Jaca.
  Dejamos a Luis en su casa, Rafa, María, Bea y yo antes de viajar a Zaragoza iremos al apartamento a ducharnos, comer y recoger.
  El fin de semana que viene más ...........

Todos juntos en Peña Sabocos
Reseña de la ascensión:
http://santialpino.blogspot.com.es/2013/11/pena-sabocos-2757-m-pena-roya-2578-m-y.html

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8126067

Crónica de Sara (saracrof) en su blog, Montaña de Ayer y de Hoy:
http://sarikamontesa.blogspot.com.es/2014/10/panticosa-pena-roya-2578m-pena-blanca.html

Crónica de David (fastmant) en su blog, Rutas por el Pirineo:
http://buscandobucardos.blogspot.com.es/

Ascensión a Peña Roya y Peña Blanca con esquís:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2014/05/pena-roya-2578-m-y-pena-blanca-2556-m.html

Más fotos:
Peña Sabocos 2757 m.

sábado, 25 de octubre de 2014

Siala, Vía ferrata

Sábado 18 de Octubre:
Vía Ferrata de Siala
Gourette. Pirineo Francés

  Ayer por la tarde llegamos a Jaca María (la anfibia), Bea (secretaria), Rafa (el freerider) y yo. Tras instalarnos en "Casa Rafa" y cenar, realizamos una ascensión diferente y curiosa a Peña Oroel Nocturna.
  Entre "pitos y flautas" nos acostamos a las tres de la mañana así que hoy no estamos dispuestos a madrugar, la actividad programada tampoco lo exige.

La ferrata comienza con este puente Nepalí
  Desde Jaca a la ferrata de Siala hay una hora y media de coche, no son muchos kilómetros pero si abundantes curvas, esta situada muy cerca de la estación de esquí de Gourette.
  Hay un cartel señalizando la ferrata, aparcamos en un ensanchamiento frente al panel informativo al comienzo de la aproximación. 

Anteriormente se cruzaba con una tirolina
  El sol "pega" de punta y no hace ni una "brizna" de viento, por su orientación la ferrata esta en sombra, sino nos hubiéramos "achicharrado". Nos ponemos el material en el mismo coche y empezamos la corta e intrincada aproximación, cruzar la carretera y foto con el panel indicador.
  La senda baja al fondo del barranco, es resbaladiza y confusa, sobretodo por las hojas del otoño que cubren el suelo camuflando el trazo, algún tramo es expuesto.

Primer Puente Tibetano
  Las primeras veces que visitamos esta ferrata se empezaba en el puente Tibetano que cruza el río para continuar la ascensión por grapas. Más tarde se añadió un itinerario por debajo que recorría un tramo de barranco encañonado con una tirolina y otro puente Tibetano, hoy la tirolina ha sido sustituida por un puente Nepalí.

Subiendo a la parte original de la ferrata
  Para Rafa y María es nueva, Bea la conoce pero le falta el tramo del barranco y la variante "muy dificil". La queremos hacer completa, con todos sus ramales, comenzamos con el recorrido por el barranco, Bea abre vía, María y yo vamos por medio y Rafa cierra.
  María y Bea están en su "salsa", se mueven como "Pedro por su casa" disfrutando un montón.

Puente Tibetano de inicio en la parte antigua
   Metidos en aquel agujero junto al río la temperatura baja una pasada, casi tenemos frío. La única dificultad de esta parte es la salida del puente Nepalí con una pequeña travesía que tira ligeramente para atrás, nada del otro mundo. Lo tomamos con tranquilidad y hacemos muchas fotos, es lo más estético, llegamos bajo el antiguo puente Tibetano inicio original de la ferrata.

Bonitas vistas sobre el barranco
  La segunda parte no me gusta, es una "cremallera" de grapas por una larga pared bastante tumbada, exige ir doblado para quitar y poner mosquetones y mi espalda no esta para esos "trotes". Agradezco cuando aparece la verticalidad, lo bueno son las vistas sobre el valle con espectaculares colores otoñales.

Cremallera para subir una pared tumbada
  Superada esta larga pared donde María se podía tumbar a descansar sobre las grapas, encontramos un cruce con dos variantes, la "difficile" y la "tres difficile". Vamos poco a poco con la "diffile" para calentar, en este ramal existe la posibilidad de escapar por un sendero equipado con sirga justo antes de un pequeño techo, única dificultad.

Cruce de "dificultades"
  Finalizado lo dificil y viendo que vamos "sobraos" acometeremos el "tres difficile", para ello bajaremos por el camino de retorno hasta encontrar la salida de la escapatoria por la que "desescaparemos" usándola para entrar a la ferrata. 
  Encontrar la escapatoria desde fuera es confuso, para evitar pasármela lo que hice fue salir por ella hasta llegar al cruce de senderos donde marque una señal con unos palos y volví para continuar.

Pasos aéreos del trecho "difficile"
  Entrar por aquí exige descender un corto trecho de ferrata, aéreo pero fácil, hasta llegar a la bifurcación. Mando a Bea por delante que con tanta "psicosis" con el "tres difficile" va algo "acongojada", metida en la faena poco lo cuesta superar dos extraplomos en los que hay que tirar de brazos y apretar dientes.

Tras entrar por la escapatoria destrepamos un trozo hasta el cruce
  Hay que sumar a la dificultad el efecto psicológico de "patio", es la parte más aérea de toda la vía, ni María ni Rafa tienen el más mínimo problema completando definitivamente el trayecto.
  Por un camino muy pisado, señalizado con abundantes flechas rojas de madera bajamos a la carretera y poco más allá los coches en algo menos de media hora.

Bea negociando el "parcours tres difficile"
  Nos ha gustado mucho, es mantenida, bonita y variada, el recorrido por el barranco y el trecho "tres difficil" son las guindas de Siala.
  Aprovechamos esta "prolongación" del verano para sentados junto al coche, tomarnos las cervezas y comer plácidamente. Un poco "coñazo" se nos hizo el viaje de vuelta a Jaca pero ya estamos acostumbrados a hacer kilómetros por el Pirineo.

Segundo y último o techo del tramo muy difícil
Reseña de la ferrata:
http://deandar.com/ferratas/via-ferrata-siala

Otro de nuestros recorridos por Siala:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2009/10/via-ferrata-de-siala.html

Gorges del Canceigt, bonito barranco combinable con la ferrata de Siala:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2011/09/gorges-del-canceigt.html

Más fotos:
Vía Ferrata de Siala. Gourette. Francia.